CONOCER Y RECORDAR EL PASADO; PARA VIVIR Y ENTENDER EL PRESENTE; CON ILUSION Y ESPERANZA EN EL FUTURO
GENTES Y TIERRAS DEL VIEJO REINO DE LEON
COSAS DE AQUI Y COSAS MIAS

viernes, 15 de julio de 2016

VIRGEN MARINERA



Estrella del mar, estrella de la mañana. Así rezaba Simon Stock a la Madre de Dios cuando su Orden atravesaba duros momentos.



En estos días de verano, cuando el  calor aprieta y los labradores recogen la mies, las gentes de estas tierras de interior tienen una cita con una Virgen de vocación marinera.
Si a lo largo de todos los días del año son numerosas las visitas a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Renueva, en estos días, desde que el pasado Jueves día 7 diera comienzo el novenario a la Virgen Carmelita, cientos y cientos de fieles y devotos llenan su iglesia en las tres celebraciones que a lo largo del día se realizan (a las 8 y 9 de la mañana, y 8 de la tarde).
Un año mas se cumplió la tradición y el rito;  las camareras  de la Virgen la han adornado con sus mejores galas y luce con todo sus esplendor sobre las bellas andas que hábiles manos tallaron sobre madera de nogal.
Un “algo” un toque maestro tuvo  que dar D. Ramón Álvarez a esta obra suya para que ese dulce rostro de mejillas sonrosadas atraiga, seduzca y enamore a las gentes de cualquier condición y edad. A diario vemos personas de dentro y fuera quedarse fijos, extasiados  frente a esa cara angelical que trasmite paz, sosiego y ternura maternal.
No es de extrañar que D. Gregorio Martínez Sacristán, actual Obispo de Zamora, en los años que ha asistido a la festividad, se haga en voz alta la pregunta ¿De donde la viene a Benavente tanta devoción a la patrona de las gentes del mar?.
Añeja es esta devoción en estas latitudes; antes con la Virgen entronizada en el altar mayor de la desaparecida iglesia de San Andrés donde se fundo su cofradía en el s. XVII; eran tiempos de cirios,  velas, repiqueteo de campañas y hábitos de marrón carmelitano; hoy en   la nueva iglesia de su nombre; en la era de las tecnologías, su rostro resplandece iluminado por lámparas led y lampararios electrónicos. Nuevas formas, otros tiempos, pero la  devoción de un pueblo transmitida de generación en generación se mantiene intacta sostenida y alentada por sabia joven.
Desde la llegada, en siglo XIII, de los carmelitas a los reinos cristianos de España la Orden y la devoción a su Virgen se extendió con rapidez por toda la península. En nuestro caso, como explicaba el Padre Albano García Abad (+2006), carmelita descalzo de la Provincia de Burgos, estudioso de la Orden, la expansión del amor a su Virgen por aquella villa de Benavente y sus merindades se debió a la labor evangelizadora de la comunidad del desaparecido convento que había en pueblo leones de Valderas.
Este año luce junto a la Virgen un antiguo estandarte, aparecido a finales del pasado año entre enseres de la antigua iglesia de San Andrés. Era desconocido para los cofrades de mayor edad, lo que hace suponer, a las vista de su confección, que se trata de una obra realizada a finales del s. XIX. En el lienzo de forma oval, que esta enmarcado por un rico bordado en oro, aparece la Virgen sobre las antiguas andas.
Las religiosas pasionistas del Monasterio de Santa María Magdalena de Oviedo (Asturias) han realizado un delicado y minucioso trabajo de restauración devolviendo a este bello estandarte todo su valor. Los gastos de esta intervención han sido costeados íntegramente con fondos propios de la Cofradía.
Antiguamente, cuando había más identidad de barrio, ciertas familias tenían por costumbre, una vez terminada la procesión, repartir entre los asistentes refrescos y dulces; esto con el tiempo se perdió y hace unos años esta tradición ha sido recuperada por la Hermandad.
Los actos programados para el Sábado 16, día de la festividad de la Virgen, darán comienzo a las 7 de la mañana con el Rosario de la Aurora que partiendo de la iglesia del Carmen llegara hasta los paseos de la Mota, donde el aroma de sus jardines y la fresca brisa de la mañana despertaran nuestros sentidos, mente y espíritu; ya en la iglesia se celebraran las misas de la mañana (a las 8 y 9)
Por la tarde, a las 8,30, tendrá lugar la solemne celebración eucarística, cuya homilía correrá a cargo de D. Agustín Montalvo Fernández, párroco en el zamorano barrio San Lázaro. Para terminar con la tradicional procesión en la que participan numerosos fieles por las calles de la parroquia.
El Domingo 17, y para cumplir con lo que ordenan los estatutos, a las 6 de la tarde se celebrara la misa de difuntos por todos los cofrades fallecidos.


Junto a la imagen de la Virgen el estandarte recientemente restaurado.

viernes, 8 de julio de 2016

LA VIRGEN YA ESTA VESTIDA




Engalanada como una novia ataviada para su esposo.  Apocalipsis, 21:2


La tradición y el rito se han cumplido. Como se viene  haciendo desde antiguo, como lo han hecho abuelas y madres, las camareras de la Virgen la han preparado y vestido con sus mejores galas para que luzca con todo sus esplendor durante los actos programados para este año y que culminaran en la tarde del próximo Sábado día 16 con la procesión de la imagen, acto en el que participan numerosos fieles y devotos.
Después del proceso de restauración, al que ha sido sometido, ya se encuentra en poder de la Cofradía el antiguo estandarte que a finales del pasado año apareció entre varias pertenencias de la desaparecida iglesia de San Andrés, donde en el siglo XVII se fundo esta hermandad para honra y gloria de la Virgen Carmelita.
Posiblemente fue donación de algún devoto o cofrade, pero no existe documentación que avale su procedencia. Era desconocido por los cofrades de mayor edad, lo que hace suponer, a la vista de la labor de su confección, que se trata de una obra realizada a finales del s. XIX, a partir de la sustitución de la antigua imagen por la  actual, obra realizada hacia 1874 por el imaginero zamorano Ramón Álvarez y donación del que fuera Alcalde de Devoción en la Cofradía Diego Pascual de Oliveros. En aquellos años es cuando se introduce entre los actos a celebrar la procesión de la imagen por las calles de la parroquia (en los primeros tiempos, en la mañana del día de la fiesta).
En el lienzo de forma oval, que esta enmarcado por un rico bordado en oro, aparece la Virgen sobre las viejas andas que fueron sustituidas a mediados del s. XX por otras talladas en madera de nogal.
Las religiosas pasionistas del Monasterio de Santa María Magdalena de Oviedo (Asturias) han realizado un delicado y minucioso trabajo de restauración devolviendo a este bello estandarte todo su valor.
La parte posterior, que era la mas deteriorada, ha sido reformada en su totalidad, sustituyendo el texto y el emblema gravado, por un trabajo bordado en oro. En la actualidad luce en la Parroquia del Carmen, listo para salir en la procesión de este año.


 
Detalle del lienzo y bordado antes de la restauración.

Resultado después del trabajo de las religiosas pasionistas.

Estado de deterioro de la cara posterior.

Cara posterior después de la intervención.