CONOCER Y RECORDAR EL PASADO; PARA VIVIR Y ENTENDER EL PRESENTE; CON ILUSION Y ESPERANZA EN EL FUTURO
GENTES Y TIERRAS DEL VIEJO REINO DE LEON
COSAS DE AQUI Y COSAS MIAS

viernes, 10 de julio de 2015

UN RETABLO DEL SIGLO XVII



En Abril de 2015, partiendo de un proyecto destinado a la recuperación integral y futuro montaje del retablo que perteneció al altar mayor de  la desaparecida  iglesia de Santa María de Renueva, y que se encuentra desmontado en dependencias parroquiales de la iglesia del Carmen, las licenciadas Ana Prieto Martín y Carmen García Villarejo,  iniciaron los trabajos  de restauración mas importantes de los realizados hasta ahora, tanto por su complejidad como por coste.
Objeto de esta nueva actuacion, en una primera fase, han sido el conjunto de pinturas,
tanto sobre lienzo como sobre madera, con las que cuenta el retablo.




Estado del cuerpo del retablo antes de restaurar sus pinturas

Se trata de un retablo del s. XVII (1642), en madera tallada y policromada con pan de oro, de estilo renacentista, dedicado a la Natividad, obra de Fernando de Robles y dorado por Pedro y Lucas de Ávila.
Con unas dimensiones de 711 cm. de ancho por 715 cm. de alto; esta formado por un ático rematado con un frontón, en su parte central  una hornacina con fondo policromado representando el cielo y un coro de ángeles, en ella se encontraba el grupo escultórico de la Trinidad.  A derecha e izquierda dos tablas policromadas de 70 cm de ancho por 125 cm. de alto representan a los apóstoles San Pablo (derecha) San Pedro (izquierda).
Detalle de las tablas restauradas de San Pablo y San Pedro.



De un solo cuerpo con tres calles separadas por cuatro columnas con capiteles corintios sobre los que descansa un friso con cornisa. En calle central, bajo un arco de medio punto, estaba situada la Virgen de la O, advocación mariana a quien estaba dedicada la iglesia de Renueva. En las laterales dos lienzos de 160 cm. de ancho por 203 cm; representan  La Visión de  la Anunciación según San Bernardo (derecha) y la Natividad de la Virgen (izquierda).


Lienzos de la Natividad y la Visión de San Bernardo.

En la base, pintadas sobre la madera, bajo las columnas del cuerpo, se encuentra cuatro pinturas que representan a los Padres de la Iglesia: San Gregorio, San Ambrosio, San Agustín y San Jerónimo; coincidiendo con las  calles laterales dos pinturas alargadas representan dos de las cuatro virtudes: la Justicia y la Templanza.
Tablas restauradas de los Padres de la Iglesia

En general el conjunto presentaba un deficiente estado provocado por el paso del tiempo y las actuaciones inadecuadas (limpiezas, barnices, repintes) que pretendiendo conservar o reparar la deterioran más.
Un almacenaje y montaje inadecuado han provocado deformaciones, desajustes y grietas en la madera y pérdida de molduras. Importante es la falta del banco original sobre el que se asentaba el retablo.
Las pinturas de lienzos y tablas presentaban deformaciones, parches, desgarros, grietas, arañazos y estaban ennegrecidas por repintes.





Tablas representando la Justicia y la Templanza

La labor restauradora ha sido extensa y minuciosa, las técnicas empleadas en la intervención (limpieza, sellado de grietas, ajuste de estructuras, eliminación de repintes, fijación y reintegración de la policromía, etc.) han ido encaminadas a  devolver a la obra su aspecto original respetando su valor histórico.
Los arquitectos Julio Carbajo y Luis López, de GAAS-Grupo de Arquitectos Asociados, han realizado un estudio-proyecto con alzados, secciones, cotas, líneas de visón, para la instalación del retablo en el presbiterio de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Renueva






Simulación montaje del retablo en el presbiterio según proyecto
 






 





No hay comentarios:

Publicar un comentario