CONOCER Y RECORDAR EL PASADO; PARA VIVIR Y ENTENDER EL PRESENTE; CON ILUSION Y ESPERANZA EN EL FUTURO
GENTES Y TIERRAS DEL VIEJO REINO DE LEON
COSAS DE AQUI Y COSAS MIAS

lunes, 8 de septiembre de 2014

BENAVENTE, CRUCE DE CAMINOS -1-



En todos los  tiempos Benavente ha sido lugar de entrada, salida, encuentro y partida. Su privilegiada situación rodeada por ríos de fértiles vegas; paso de comunicación de Castilla con  Galicia y Asturias; punto de encuentro de comarcas  naturales como Tierra de Campos, Tierra de Vídriales y Tierra de Valverde. Todo esto ha potenciado  desde siempre su importancia estratégica, el asentamiento de pueblos y  el paso de caminos.
Calzadas romanas pasaron por estas tierras como la que comunicaba Emerita Augusta (Merida) con Asturica Augusta (Astorga), la que unía Asturica Augusta con Caesar Augusta (Zaragoza) pasando por Brigeco, la que desde Petavonium cruzaba el rio Esla frente a Villaveza del Agua, y mas alejada la Iter XVII (Vía 17) de Asturica Augusta a Bracara Augusta (Braga en Portugal) pasando por Petavonium (Rosinos de Vídriales, Zamora).
Los historiadores, a lo largo del tiempo, han cambiado la situación de Brigeco en la mediada que avanzaban los métodos científicos de investigación; algunos lo identifican con Benavente, el Dr. Roldan Hervas la sitúo en el Teso del Peñón, elevación próxima a Villabrazaro y últimamente a las orillas del río Esla en la Dehesa Morales de las Cuevas (Fuentes de Ropel)  que había sido un asentamiento Celtiberico con fines defensivos y mas tarde ocupado por la dominación romana.
Con el descubrimiento en 1985 de un miliario en el llamado Priorato entre los pueblo de Arcos y Milles de la Polvorosa algunos autores situaron en este lugar un puente sobre el Esla que daba paso a una vía militar romana que llegaba hasta Petavonium. Hay historiadores que sitúan en este mismo lugar un puente a mediados del s. XII que fue construido por el arquitecto Pedro Deustambem.

de las Calzadas Romas (Revista Obras Publicas Julio 1985)
 
En tiempos de la Reconquista este lugar seria un paso importante para moros que lo utilizarían en las incursiones contra el Reino de León y para los cristianos en su avance de reconquista hacia el Sur. A principios del s. XII será una zona repoblada y el puente utilizado como paso desde el Sur  hacia Astorga, León, Asturias, Sanabria y Galicia
Sánchez Albornoz cita este lugar como paso de los musulmanes en La Batalla de la Polvorosa (878) entre moros y cristianos.
 P. Madoz en su Diccionario Geográfico (1845-1850)  haciendo referencia a Arcos de la Polvorosa nos dice que el  convento del Priorato de Nuestra Señora del Puente se encuentra destruido y que sobre las aguas del río Esla se ven los cimientos de un puente de piedra. Cuando trata sobre Villaveza del Agua cita también los restos del desaparecido puente que daba paso a Sanabria y Galicia y que en el lugar hay ahora una barca.
 M. Gómez Moreno en Catalogo Monumental  (1903-1905) también hace referencia a la existencia de un puente posiblemente de época romana y sobre el cual se levantaría el de Pedro Deustambem  para dar servicio al Monasterio de San Salvador mas tarde Priorato de Nuestra Señora del Puente.

Plano de la provincia de Zamora (Madrid 1773) por el geógrafo D.  Tomas López de Vargas. Por entonces formada por los partidos del Pan, del Vino,  Sayago, Carvajales, Alcañices, Mombuey y Tabara.

Durante la Edad Media a medida que avanzaba la reconquista del territorio en manos musulmanas, los reyes leoneses iniciaran un proceso repoblador en todo el Valle del Duero, que durante años había sido tierra de nadie. El antiguo castro de Malgrat situado sobre una mota desde la que se dominan valles y caminos, jugara un papel importante en el reinado de Fernando II (1157-1188) que concederá a los nuevos pobladores una serie privilegios que se recogen  en la Carta Puebla. La nueva Villa tomara el nombre de Benavente, se ampliara su caserío, se levantara el castillo y sus principales iglesias, se construirá una muralla y ocupara un lugar  importante en la política del reino. En ella convocara Cortes (1202 y 1228) Alfonso IX y se firmara la Concordia de Benavente (1230) unificándose los reinos de León y Castilla en la persona de Fernando III.
El territorio dependiente de la Villa de Benavente a primeros del s. XV se encuentra dividido en: Ribera del Tera (a la derecha del río Tera), Valverde (Valle del Castron), Vidriales (Valle del Almucera), Polvorosa (Valle del Orbigo), Vega de Villamandos (derecha del Esla) y Allende el río (izquierda del Esla)
De la villa partían un conjunto de caminos (muchos de herradura o senderos) que formaban un red radial de carácter local  que comunican los lugares y aldeas. Por su situación rodeada por los ríos Esla, Orbigo y Tera son necesarios puentes y barcas para cruzar sus cauces.

Cañadas Reales en la Península Ibérica en tiempos de La Mesta. 1 Cañada Zamorana.- bordeaba la frontera con  Portugal desde Sanabria (Zamora) pasando por Ledesma y Ciudad Rodrigo (Salamanca) hasta Olivenza y Alburquerque (Badajoz). 2 Cañada de La Vizana
 
En el s. XIII Alfonso X fundo el Concejo de la Mesta para fomentar la ganadería lanar, trazándose itinerarios para el transito de ganado que reciben el nombre de Cañadas Reales.
La Cañada de la Plata, Berciana o de La Vizana partía de la comarca de Babia en los Montes de León y llegaba hasta Trujillo (Cáceres). Procedente de Villabrazaro, pasando por El Mosteruelo, entraba en Benavente por el camino de Manganeses (actual C/ Cañada de la Vizana); llegaba a las Eras de San Anton, donde se localizaba un descansadero para el ganado; pasando junta a la Puerta de Astorga, bordeaba la villa para llegar a la Puerta de Sta. Cruz; continuaba paralela a la antigua carretera de Madrid hacia el Puente de Santa Marina (Castrogonzalo) donde se cobraba pontazgo y había  un lugar poblado donde se celebraban ferias (este asentamiento fue debido a la repoblación de la Villa de Malgrat (Benavente) por Fernando II y Alfonso IX, quedo despoblado como otros muchos hacia primeros del s. XVII como consecuencia de la crisis demográfica): cruzado el río Esla, en los llamados paradores de Castrogonzalo (ventas de parada de arrieros)  salía un cordel hacia Medina del Campo, La Cañada se encaminaba hacia Castropepe, antes de llegar al pueblo salía un nuevo cordel hacia las llamadas Salinas de Villafafila. En las cercanías de Benavente se unían varios cordeles, entre ellos, el que venia por el Valle del Tera desde Sanabria o el de León por el Valle del Esla 

Caminos a Santiago en la Zona de Benavente. 1 Vía de La Plata. 2 Camino Sanabrés también llamado Muzárabe y Fonseca. 3 Camino Levante o Camino del Sureste


Las peregrinaciones en la Europa cristiana de la Edad Media como fenómeno socio-religioso tendrá su manifestación mas importante en España en el Camino de Santiago; con el descubrimiento del sepulcro del apóstol a primeros del s. IX (813) por el ermitaño Pelayo, la noticia se extiende por la Europa cristiana llegando en el s. X numerosos peregrinos al llamado Campus Stellae.
Varios itinerarios serán utilizados por los peregrinos procedentes de Europa y España para llegar a Galicia. Los peregrinos procedentes del sur peninsular utilizaran parte de la viaja calzada  romana que unía Mérida y Astorga, con la conquista de Sevilla en 1248 por Fernando III todo su trazado puede ser utilizado con seguridad por los peregrinos. Para algunos historiadores la utilización de esta histórica calzada como camino de peregrinación es anterior al Camino Frances.
 La situación geográfica de la Villa de Benavente es un nudo importante en estos caminos hacia Galicia, aprovecharan las rutas ganaderas, el paso de ríos y los valles del Esla, Tera y Orbigo. Los monasterios situados en pasos de ríos o rutas de comunicación son lugares de descanso y auxilio. Las ordenes militares, en este caso la de Santiago, controlara las vías de comunicación en toda la zona bajo la influencia de Castrotorrafe y Moreruela.

Camino de Levante o Sureste en la zona de Benavente que enlaza con la Vía de la Plata

Los peregrinos que  llegaban a Benavente, después de cruzar el Esla  por el desaparecido Puente de Desustambem o por el Puente de San Marina en Castrogonzalo, tenían dos alternativas: continuar por el puente de La Vizana en el cauce del Orbigo hasta llegar a Astorga donde enlazaban con el Camino Frances. O por el curso del río Tera hasta llegar al desaparecido monasterio de Santa Marta de Tera del que se conserva la iglesia románica, en cuya portada hay una estatua de Santiago peregrino, considerada una de las mas antiguas; continuando hasta  Rionegro del Puente, donde la Cofradía de los Falitos, bajo el amparo de la Virgen de la Carballeda daban asistencia a los peregrinos y mantenían caminos y puentes.
La importancia que la Villa tiene en las Rutas Jacobeas lo demuestra la existencia de instituciones asistenciales. El aumento de peregrinos a Compostela hace que a primeros del s. XVI (1517) se construya el Hospital de la Piedad, costeado por El V Conde de Benavente, D. Alfonso de Pimentel y su esposa Ana Fernández de Velasco tomando como ejemplo el Hospital de los Reyes Católicos en Santiago, será el primer centro civil dedicado exclusivamente para asistencia de pobres y peregrinos que pasan por la Villa camino de Compostela.

Indicadores de la Iter Plata y del Camino de Santiago Via de la Plata 

En el s. XV a la Villa de Benavente se le cita como la villa situada geográficamente en una encrucijada de caminos entre Castilla y León y los mercados de Median de Rioseco, Villalón y Medina del Campo.
De las puertas de la muralla que rodeaban la villa partían caminos: desde la Puerta del Sepulcro o de Astorga, situada en los inicios de los que hoy es la C/ Herreros, salían dos caminos que tenían como centro el río Orbigo, uno por Manganeses y el otro por Villabrazaro, alcanzaba el río en el Puente de la Vizana continuando hacia Astorga. De la Puerta de Santa Cruz (en palabras de José Mª Quadrado, la más característica, era de arco de doble ojiva flanqueada por torreones), frente a esta puerta se extendía una gran explana sin construcciones hasta primeros del s. XVI que se construyese la Ermita de la Cruz; de esta entrada a la villa salía un camino que conducía al Puente de Castrogonazlo. Desde el Portillo de San Andrés, situado en la unión de la C/  Agujero de San Andrés con la Av. del Ferial,  otro camino llegaba a las orillas del río Esla; Desde la Puerta del Puente, en la confluencia de la hoy C/ Santa Clara y la carretera de la Estación, un camino cruzaba por el puente de piedra sobre uno de los brazos del rio Orbigo y avanzaba por el Valle del río Tera hasta la comarca sanabresa (testigo de este puente es el arco próximo a la vieja carretera de Orense). Esta situación geográfica potenciara el desarrollo social y económico, y facilitara el asentamiento de la población.
En esta época la Villa de Benavente estaba organizada en Collaciones o parroquias que daban el nombre a los barrios de su entorno; destacando Santa María,  San Nicolás, San Juan Bautista, Renueva, San Juan de los Caballeros, San Andrés, Santiago, San Miguel, Sepulcro o San Martín.
El humanista alemán Jerónimo Münzer en su Viaje por España y Portugal (1494-1495) en su ruta entre Santiago y Benavente dice: “…el día 30 (30 de Diciembre de 1494) habiendo madrugado antes del alba, y caminando a buen paso, tras diez leguas, entramos en Benavente. La distancia de Santiago a esta ciudad es de 56 leguas muy largas y el camino fragoso y pésimo.

Detalle del  mapa de la provincia de Valladolid (Madrid 1779) de D. Tomas López y dedicado al Exmo. Sr. D. Pedro de Alcántara Téllez Girón Alfonso Pimentel Conde-Duque de Benavente.
Benavente figura como Condado y las divisiones territoriales en  Merindades de Vídriales, Polvorosa,  Villamandos y Allende el río. El Camino real a Galicia pasando por Cerecinos de los Barrios (Campos), San Esteban del Molar, cruza el río Esla por el puente de Castrogonzalo, entra en  Benavente para continuar por Villabrazaro, Maire de Castroponce y cruza el rio Orbigo por el puente de La Vizana. El río Orbigo tiene barcas en Santa Cristina y Manganeses. Los caminos del sur que llegaban a Benavente cruzaban el Esla por barca en Barcial. Aguas arriba del Esla encontramos la barca de Villafer. El río Tera se cruzaba en barca en Mozar.


En los siglos XVI y XVII los caminos en España eran de tierra que en épocas de lluvias eran barrizales, la mayoría sin firme y  trazado fijo que hacían imposible la circulación de carros (ejemplo  de esto los tenemos en las referencias que algunos historiadores hacen al incumplimiento del Voto de la Vega por parte de Benavente al encontrarse intransitable en camino hacia Cimanes), esto se agravaba en los pasos montañosos. Existía una maraña de caminos descentralizados  por los que durante siglos habían servido para el comercio de ferias y mercados.
Benavente será paso en la actividad comercial de los arrieros maragatos que mediante  recuas abastecen los mercados de Castilla y más tarde la corte de Madrid; sus principales mercancías eran el pescado procedente de Galicia y el Cantábrico, tejidos y vinos.
En 1716 comienza la explotación de postas y correos por parte del Estado que había estado en manos de la familia Tassis y el Conde de Oñate. Con la política centralizadora de Felipe V en 1720 se publica el reglamento y las carreras de postas que tiene como centro Madrid (excepto la ruta Alicante-Barcelona y Cádiz-León). Ya se citan una serie de carreras (itinerarios) que enlazan ciudades y pueblos, creándose las llamas casas de postas para el relevo de los caballos y descanso de viajeros.
Benavente es parada de postas de Madrid a La Coruña de 101 leguas y 26 postas; de Madrid a León, Oviedo y puerto de Gijón de 83 leguas y 25 postas; de Benavente salía una carrera hacia Zamora y Salamanca de 29 leguas y 7 postas.
 


 



 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada