CONOCER Y RECORDAR EL PASADO; PARA VIVIR Y ENTENDER EL PRESENTE; CON ILUSION Y ESPERANZA EN EL FUTURO
GENTES Y TIERRAS DEL VIEJO REINO DE LEON
COSAS DE AQUI Y COSAS MIAS

martes, 31 de enero de 2012

LAGO DE SANABRIA - HISTORIA

A lo largo del tiempo de distintas formas se ha nombrado a lo mismo: Mare Lacum, Lago de San Martín de Castañeda, Lago de Villachica, Lago de Sanabria.
Desde la llegada de los monjes a primeros del s. X levantando el que seria Monasterio de San Martín de Castañeda sobre uno destruido de origen visigodo, los lugareños tuvieron enfrentamientos con los clérigos sobre la propiedad del Lago, rico en recursos naturales. El monasterio buscara el amparo y privilegio real, cosa que logra con el sexto rey leones Ramiro II (931-951) a mediados del s. X.
La propiedad del Lago estará en manos de los monjes hasta la Desamortización de Mendizábal (1836), pasando en 1843 a ser propiedad del Marques de Villachica (D. Manuel de Villachica) llegando a su herederos hasta 1932 que por medio de una orden del Ministerio de Obras Publicas, el gobierno de la II Republica, declara las aguas del Lago de Dominio Publico siendo su propietario el Estado, a pesar de la tenaz defensa de la propiedad hecha por la heredera Dª Victoriana Villachica Mugoitio-Beña. Hasta la década de los 60 del s. XX aparece en libros de geografía y mapas el nombre de Lago de Villachica.
Lago de Sanabria

En la parte Oeste del Lago, frente al llamado Peñón del Castro se localiza la Isla de las Moras. Sobre este pequeño islote cuando los Condes de Benavente fueron dueños y señores del lugar, D. Rodrigo Alfonso Pimentel IV Conde de Benavente, ordeno construir, a mediados del s. XV un pequeño palacete a modo de pabellón de recreo. A finales de ese siglo el Conde dono la construcción, ya medio arruinada, al Monasterio de San Martín de Castañeda. Aquí entra la leyenda al contarnos que estando el conde en compañía de otros nobles en la isla una fuerte tempestad azoto el Lago, poniendo en peligro sus vidas, este fenómeno lo interpreto como un castigo divino. Como signo de arrepentimiento devuelve este islote y la propiedad del Lago a los monjes. Más bien fue un trueque de propiedades y derechos entre conde y monjes.
En la actualidad estos peñascos se encuentran recubiertos de vegetación y solo se aprecian restos de lo que pudieron se muros.
Isla de Las Moras frente al Peñón del Castro

Entre el ultimo tercio del s. XIX y el primero del s. XX el Lago de Sanabria contó con uno de los atractivos veraniegos de aquellos años, el Balneario de Bouzas; situado en un pintoresco paraje en la orilla derecha del lago, próximo al manantial de agua sulfurosa (tienen un olor a huevos podridos) para aprovechar sus propiedades curativas y medicinales, el agua se vertía a las bañeras desde un deposito situado encima de la fuente. Con el tiempo el viejo balneario perdió su original finalidad, los baños quedaron en desuso y el agua de su fuente se vierte por un caño en el lago, y la edificación en piedra y madera de dos plantas que servia de alojamiento a los huéspedes, en la que se alojo D. Miguel de Unamuno, fue reconvertida.
Antiguo Balneario de Bouzas en el Lago de Sanabria

En Noviembre de 1946 por “tratarse de un paraje de excepcionales características naturales” una Orden Ministerial declaro al Lago de Sanabria Sitio Natural de Interés Nacional.
En Octubre de 1978, por medio de un decreto, los denominados Sitios Naturales de Interés Nacional son declarados Parques Naturales, caso del Lago de Sanabria.
A partir de 1984 el Parque Natural de Lago de Sanabria pasó a depender de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.
Restos de lo que fueron las bañeras en el Balneario de Bouzas. En la parte superior central se aprecia el caño de aguas sulfurosas que se vierten en el Lago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada