CONOCER Y RECORDAR EL PASADO; PARA VIVIR Y ENTENDER EL PRESENTE; CON ILUSION Y ESPERANZA EN EL FUTURO
GENTES Y TIERRAS DEL VIEJO REINO DE LEON
COSAS DE AQUI Y COSAS MIAS

jueves, 13 de abril de 2017

DOS PIEZAS DEL S. XVIII



En esta Semana Santa de 2017, con motivo de la celebración del Triduo del Cristo de la Salud y la Procesión del Silencio que se celebra el Miércoles Santo, en la iglesia del Carmen de Renueva se exponen, junto a las mesas del Jesús Flagelado y del Cristo de la Salud, dos valiosas piezas pertenecientes al patrimonio de esta parroquia procedentes de la desaparecida iglesia de Santa María de Renueva.
Se trata de dos pequeños suntuosos muebles en forma de vitrina de 72x32 cm. realizadas en madera veteada con incrustaciones de carey, recuadros de hueso y algunas partes doradas, como son la tarjeta que sostienen dos águilas o la balaustrada que las remata. Obra de autor desconocido, de principios del s. XVIII; sus características nos indican que fueron importadas de Italia, posiblemente de la ciudad de Nápoles.
Eran destinadas a la devoción de oratorios particulares; las figuras de su interior, realizadas en barro cocido policromado, representan dos escenas distintas.
Una representa a Cristo Yacente apoyado sobre altas almohadas con su cabeza ligeramente ladeada. El cuerpo inerte de Jesús es acompañado por dos angelitos con gesto de dolor; el de la cabecera a poya la cabeza sobre su mano derecha y el situado a los pies limpia sus lágrimas con un paño.
La otra representa a María Magdalena reclinada sobre un lecho rocoso, con una calavera sobre las piernas; acompañada por dos angelitos entristecidos. El conjunto hace referencia a la muerte de la santa.
Estas urnas fueron restauradas en 1995 por la Escuela Superior de Restauración de Madrid y expuestas en la muestra de las Edades del Hombre, que con el título de “Remembranza” se realizó en Zamora en 2001.

Urna con la imagen de Jesús Yacente.

Urna que guarda la escena de María Magdalena.

lunes, 10 de abril de 2017

TRADICION CUMPLIDA



En la mañana de este  Lunes Santo hermanos de la Cofradía del Silencio han acudido, como lo vienen haciendo desde antiguo, a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen para vestir las mesas y montar las imágenes para el desfile procesional que esta hermandad realiza en la noche del Miércoles Santo.
La imagen titular es El Cristo de la Salud, obra anónima del s. XVI tallada en madera policromada que representa la agonía y muerte de Cristo en la cruz.
Desde 1954 la hermandad cuenta con una segunda imagen obra del artista local José Luis Alonso Coomonte; es una talla a tamaño natural en madera de pino que representa a Jesús atado a la columna en el momento de ser azotado.
Rosa Herrero y Fidel Maíllo son el alma de estas tereas. Rosa con la experiencia que le han dado los años y sus hábiles manos sabe dar a este Cristo de dolores un toque especial que hace que luzca en todo su esplendor. Fidel, conocedor de cada rincón de las mesas, maniobra con ellas dentro del templo con la habilidad de un experto conductor. Todo este trabajo se remata con unos adornos florales que rodean a las imágenes dándoles  un colorido y una estética.
Un año más la tradición se ha cumplido.

Montaje del Cristo Flagelado sobre su mesa.

El Cristo de la Salud es descolgado del retablo.


Últimos retoques a la imagen del Cristo de la Salud.

Imagen del Cristo de la Salud montada sobre la mesa.